Ir al contenido principal

Google vuelve a sorprender

Google se ha transformado en el gran monopolio de facto de internet y no es de extrañar, dado el carácter innovador y la calidad de sus aplicaciones -gratuitas en su mayor parte. Y es que cuando no inventa un nuevo algoritmo de búsqueda, diseña un nuevo servicio: desde cartografía en 3D hasta programas de edición fotográfica. Por si esto fuera poco, cuando no hace una cosa ni la otra, compra una empresa que lo haga.

Una de las últimas novedades que nos trae al mercado es Indoor Maps, concepto simple que a buen seguro esconde una buena dosis de complejidad tecnológica. 
Indoor no es otra cosa que la clásica aplicación de navegación GPS para dispositivos móviles. La diferencia es ... que dentro de los edificios es prácticamente imposible recibir señal de los correspondientes satélites. ¿Cómo se consigue entonces

establecer la de posición? Aquí puede decirse aquello de que cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana. Así que, puesto que dentro de los edificios no tenemos cobertura GPS, usemos algo de lo que tenemos: es decir, la señal terrestre de telefonía móvil.
De modo que Google, usando cartografía clásica y basándose en un alto número de mediciones relativas a la señal que se recibe en cada posición del mapa de las distintas estaciones repetidoras de la zona, es capaz de localizar el terminal móvil dentro del mapa.

El servicio está ya disponible en varios países. En el caso de Alemania, existen indoor maps de los aeropuertos de Colonia, Frankfurt y Munich, varios museos y, como no, un buen número de centros comerciales. En España quiero pensar que empezaran por El Prado, que para algo es el undécimo más visitado del mundo -y miren que hay museos...

La imagen superior está tomada del blog oficial de google y corresponde al
Museo Aeroespacial de Washington, en concreto a su primera planta.