Ir al contenido principal

Interesante conversación...

Normalmente acudo a comer con compañeros de trabajo, pero hoy por circunstancias diversas me ha tocado comer sólo. Esto me ha permitido oir -sin pretenderlo- la conversación de la mesa más próxima.

Por lo que deduzco, se trataba de tres personas de dos empresas diferentes que estaban colaborando en un mismo proyecto muy conocido (que no desvelaré por discreción) y padecían problemas similares. Comentaban acerca del menosprecio con el que gestiona la especificación de los productos a suministrar. Uno de ellos reproducía la conversación con el cliente. Reproduzco parte de la "joya":

- Necesito que me hagais un contrapeso de 1800Kg
- "¿Qué dimensiones debe tener?
- Hombre... no sé, tu ya sabrás...
- ¿Podrías enviarme un plano a mano alzada?
- Ya me estás poniendo pegas ...

La conversación continúa por similares derroteros, con algún ejemplo más de indefinición de producto, comentarios sobre la prepotencia de los responsables de este proyecto concreto, etc.

Es alarmante la cantidad de profesionales que minusvaloran la especificación de lo que necesitan, sea un producto o un servicio -en este último caso, la situación es aún es peor. En mi humilde opinión, la definición constituye la piedra angular de una correcta gestión del suministro.

No se si hay una relación entre una cosa y otra, pero este proyecto no estuvo listo en su fecha (una fecha, créanme, muy señalada) supuestamente "debido a las fuertes lluvias de las últimas semanas"