Ir al contenido principal

Compra por internet con cierto "tufillo a monopolio"


Con cierta frecuencia hago el trayecto Zaragoza - Madrid con el AVE, cuya calidad de servicio valoro muy positivamente en su conjunto. Ayer, sin embargo, quise comprar mi billete a través de internet y me encontré con varios problemas que me hicieron caer en la cuenta de que el trasnporte ferroviario de pasajeros es un monopolio de facto. Aspectos muy mejorables del servicio de compra por internet de RENFE:
  1. disponibilidad: durante varios intentos en momentos distintos del día, la plataforma de venta estuvo inoperativa.

  2. facilidad de uso: después de rellenar decenas de campos (necesarios por otra parte) tales como ruta, horario, datos personales, tipo de tarifa, detalles del medio de pago, etc, el sistema me dice que no admite el uso de tarjetas de crédito virtuales (probablemente el mejor método de pago en compras por internet) ¿No pueden advertir de esto de manera destacada al comienzo de la operación?

  3. operatividad: cuando, tras muchas vicisitudes, consigo introducir y validar los datos bancarios, el sistema me dice que ese tren esta bloqueado y me da un código de error.

  4. información: cuando llamo al servicio de atención al cliente me dicen que desconocen qué significa ese código y me dan otro número al que llamar.

  5. actualización de datos: En este otro número me dicen con toda naturalidad que "ese horario no existe" Le pregunto entonces a mi interlocutor cómo es posible que el sistema me permita tramitar la compra de un tren que no existe y me dice, con absoluta normalidad: "Los datos no se actualizan todos los días, sino de vez en cuando"
Pero la cosa no acaba aquí: después de emplear unos 90 minutos de mi fin de semana a la reserva de billetes compruebo con estupor que a quien tramita un billete por internet se le aplica un "cargo de gestión" que sin embargo no se repercute a quien compra un billete en la ventanilla. ¡Que alguien me lo explique, por favor!