Ir al contenido principal

Aprendiendo del Maestro. Una tarde con... Pedro Bueno


Pedro Bueno es Ingeniero T. Industrial por la Universidad de Zaragoza y desarrolló sus primeras actividades en el mundo de la ingeniería de procesos, pasando posteriormente a ser Jefe de Producción de la planta de BSH en Montañana, donde se fabrican equipos de cocción. Es en esta época, tras un viaje Japón, cuando implanta la filosofía justo a tiempo en su area de responsabilidad. Más tarde es nombrado Director de Logística del grupo, puesto desde el que me consta que ha hecho proyectos con resultados sobresalientes sirviendo a clientes tan exigentes como El Corte Inglés.

El Zaragoza Logistics Center sigue desarrollando sus charlas cada jueves en las que un profesional de la logística nos habla de temas de interés. Esta semana que acaba nos visitó Pedro Bueno, Director de Logística de BSH España, para dar su personal visión del Just In Time.

A Pedro le gusta hablar claro: empieza por ello diciendo que no es oro todo lo que reluce en el JIT y que esta filosofía es, más que nada, puesta en práctica del sentido común. Tras un breve repaso por los conceptos básicos, entra a relatar su experiencia personal y nos cuenta como fue sorteando las reticencias de unos y otros para poner en marcha -con éxito no exento de dificultades y tropezones- la idea última de que hay que producir "lo que se necesita y sólo lo que se necesita".

Pedro insiste en la importancia de buscar el óptimo para la organización en su conjunto (que casi nunca coincide con la suma de los óptimos en cada una de las funciones -léase departamentos) Le pregunto a este respecto cómo puede compatibilizarse esto con la gestión a la que tanto estamos acostumbrados en la que existen objetivos claramente centrados en funciones específicas (p.e. eficiencia de producción en una determinada sección o reducción del precio de los productos comprados) Pedro duda que el JIT pueda ser compatible con una gestión por objetivos que no correspondan al conjunto del negocio.

Surgen también interesantes preguntas sobre como vencer la resistencia al cambio de los implicados. Pedro recuerda entonces las palabras de los que fueron en su día anfitriones en su visita a Japón: "No pretenda usted implantar esta filosofía en menos de un año" dejando así clara la diferencia entre las culturas oriental y occidental en la valoración de los logros (a largo y corto plazo, respectivamente)


Pedro recomienda a quien se vea en la tesitura de iniciar una implantación de JIT la lectura de dos clásicos:
Además, nos aconseja no tener prisa y tratar por todos lo medios de convencer antes que imponer. En todo caso, Bueno insiste en que el JIT no es la estrategia adecuada en todos los casos.