Ir al contenido principal

Alucino (positivamente)

¿Puedo retirar la bandeja?

Aún no, le contesté al empleado, ataviado con el clásico uniforme de IKEA. Mi mujer, mi hijo y yo habíamos ido a ver las nuevas instalaciones de la multinacional sueca en Puerto Venecia (Zaragoza) y dada la hora, decidimos quedarnos a cenar en el restaurante de la tienda.

A continuación, el joven me preguntó si el menú infantil era de nuestro agrado. Entonces su cara me resultó familiar y le pregunté: ¿usted es el director del centro , verdad? Me contestó con un escueto "sí" y le dije que le conocía por la prensa (el Heraldo de Aragón había publicado una entrevista con él días atrás)

Sin darle más importancia cambió enseguida de tema y volvió a pedir nuestra opinión sobre la zona infantil de juegos del restaurante. Hablamos un par de minutos más, se despidió amablemente y siguió con su trabajo.

Admirable la humildad que rebosan algunas personas.... Me pregunto si esto será el estándar sueco o será un ingrediente más del la filosofía Ikea...